PRESENTACIÓN

¡Hola! Les saludo desde aquí, punto y lugar del Universo conocido para dar noticias de lo que nos sucede aquí, y de lo que imaginamos que sucede -no toda la información es confiable. En testimonio muy personal, conversaremos de las asechanzas de la contemporaneidad -arte, política, sociedad-, tal como se nos muestran en tiempo real, sin mucho descerebrarse y sobre todo, tratando de no aburrirnos. Así que ya está. Nos vemos cada semana para empezar o cada vez que sea posible acceder a esa ruta única y casi mítica de transitar que es hoy Internet.

¡Bienvenidos a PERSONA!



“Ir lo más lejos posible, dado que lo esencial es inconfesable”.

Georges Bataille

La experiencia interior


martes, 10 de noviembre de 2009

Que florezcan

Confesiones bajo las flores ....Image by Marc :"" en el silencio se halla mi alma."" via Flickr

Que florezcan… las flores.

Sucede en Holguín y se hizo público en el Noticiero Nacional de Televisión: las floristerías estatales adolecen de escasez de flores, mientras los vendedores privados hacen ostentación de variedad y calidad en cuanto espacio libre o rinconcito apropiado existe en la ciudad de los parques. Llegan al extremo de vender en horarios nocturnos, lo cual es muy bien recibido por los enamorados. Ejemplo fehaciente, buen botón de muestra de las potencialidades económicas del socialismo entendido “a la cubana” -porque el chino o vietnamita parecen ser gallos de un corral en expansión financiera. El consumidor se queja de los altos precios impuestos por la floreciente industria privada, pero el Estado permanece impávido. Y estático. Cuando se presenta un funeral, las floristerías estatales acuden con premura a estos “particulares” para poder prestar el servicio requerido. De acuerdo con lo declarado por los productores, frente a la cámara de televisión, “ el Estado paga tarde y mal”, en contraste con los privados, que lo hacen “al contado y no contratan 300 docenas rosas para luego dejarlas en el campo porque no tienen transporte”. Los vendedores por su cuenta (cuentapropistas les dicen), encarecen su mercancía porque “el Gobierno nos cobra impuestos muy altos, abusivos”. Lo cual es verdad. En el medio, Liborio, que siempre paga los platos rotos y no tiene ahora a quien quejarse, dado que según el Estado socialista “él es el dueño de los medios de producción, el dueño de todo”. Como dijo el poeta nacional: “tengo lo que tenía que tener”... !Y no me hablen de economía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario. Esta Persona busca dialogar contigo.

Últimas publicaciones en Persona