PRESENTACIÓN

¡Hola! Les saludo desde aquí, punto y lugar del Universo conocido para dar noticias de lo que nos sucede aquí, y de lo que imaginamos que sucede -no toda la información es confiable. En testimonio muy personal, conversaremos de las asechanzas de la contemporaneidad -arte, política, sociedad-, tal como se nos muestran en tiempo real, sin mucho descerebrarse y sobre todo, tratando de no aburrirnos. Así que ya está. Nos vemos cada semana para empezar o cada vez que sea posible acceder a esa ruta única y casi mítica de transitar que es hoy Internet.

¡Bienvenidos a PERSONA!



“Ir lo más lejos posible, dado que lo esencial es inconfesable”.

Georges Bataille

La experiencia interior


miércoles, 13 de enero de 2010

Cuban Currency. The dollar and "special period" fiction, de Esther Whitfield. Además, cuento y poema de regalo

(Lo que leímos, vimos, escuchamos)

Cuban Currency. The dollar and "special period" fiction, de Esther Whitfield, publicado por la Universidad de Minnesota, United States, es un serio texto de investigación sobre la narrativa cubana publicada en los 90. Valores colectivos liberales como libertad, democracia, mercado vertebran la obra, que es más bien un inventario del making money de los autores de la cuentística cubana  abocados al  mercado y al "afuera" durante el llamado "período especial".

La Whitfield no realiza análisis literario de texto alguno, por lo que su lenguaje es claro, sin manejo de términos teóricos. Solo da cuenta u observa las cuestiones dollar-turismo = literatura de período especial. La circulación de la moneda (o el dinero) en la literatura cubana, según el ensayista Jorge Fornet, arranca desde Manzano, lo cual sería historia de la literatura, que para nada interesa a la norteamericana, quien  focaliza un momento muy concreto.

Votamos por la traducción de esta obra, para beneficio de los escritores, críticos e investigadores del patio.

AHÍ LES VA UN CUENTO

Buitres

Érase un buitre que me picoteaba los pies. Ya había desgarrado los zapatos y las medias y ahora me picoteaba los pies. Siempre tiraba un picotazo, volaba en círculos inquietos alrededor y luego proseguía la obra.
 Pasó un señor, nos miró un rato y me preguntó por qué toleraba yo al buitre.
 -Estoy indefenso -le dije- vino y empezó a picotearme, yo lo quise espantar y hasta pensé torcerle el pescuezo, pero esos animales son muy fuertes y quería saltarme a la cara. Preferí sacrificar los pies: ahora están casi hecho pedazos.
 -No se deje atormentar -dijo el señor-, un tiro y el buitre se acabó.
 -¿Le parece? -pregunté-. ¿Quiere encargarse del asunto?
 -Encantado -dijo el señor-; no tengo más que ir a casa a buscar el fusil. ¿Puede usted esperar media hora más?
 -No sé -le respondí, y por un instante me quedé rígido de dolor; después añadí-: por favor, pruebe de todos modos.
 -Bueno -dijo el señor-, voy a apurarme.
 El buitre había escuchado tranquilamente nuestro diálogo y había dejado errar la mirada entre el señor y yo. Ahora vi que había comprendido todo: voló un poco, retrocedió para lograr el ímpetu necesario y como un atleta que arroja la jabalina encajó el pico en mi boca, profundamente. Al caer de espaldas sentí como una liberación; que en mi sangre, que colmaba todas las profundidades y que inundaba todas las riberas, el buitre irreparablemente se ahogaba.

FRANZ KAFKA (Praga 1883-1924)


Y UN POEMA

Llueve

Habitantes de la casa del miedo                                                                
qué si pasa ese aire con su aliento azul
y con su calma de puntas
de cuchillos como aspas...
brisas...
convertirán nuestras casas
en un campo de flores;
nuestro miedo en tinta de café.

Tragar
mirándonos a los ojos
... tan amargo
... tan...
qué si ese mar de las imposibilidades
penetra en los cuartos y nos
ahoga lo íntimo ese poder
decirnos la verdad
sólo fango y moscas y nuestros
huesos como espinas
quedan
en calma
tragar
mirándonos
... amargo
tan...
dulce...

Luis Eligio Pérez,La Habana, 1972.

Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario. Esta Persona busca dialogar contigo.

Últimas publicaciones en Persona